martes, 22 de diciembre de 2009

Un lugar para pertenecer

Las personas siempre le preguntaban porque había escogido ese lugar, ella tan solo murmuraba alguna explicación vaga para que los curiosos quedaran satisfechos y no cuestionaran tanto. La verdad es que había hecho esa elección por varios motivos, algunos explícitos, otros velados, otros tantos los tardo en descubrir y otros talvez ni ella los podía entender. Pero a final de cuentas todos se sumaban y formaban uno solo; ella quería ver el mundo desde otro ángulo.

Desde el primer día ella sintió nostalgia, a pesar de que aquel era el lugar mas lindo del mundo, un lugar perturbador, ahí todo cambiaba constantemente, todo parecía un poco fuera de lugar, era inconvenientemente espectacular, un verdadero descanso para el alma. Lo amo, se identificó.


Se identificó con el estilo de vida de esa gente, le gustaron las calles siempre llenas a cualquier hora y cualquier día. Le gustaron los restaurantes llenos durante los domingos, le gusto ese café por la mañana camino al trabajo. Le gusto ir los sábados al mar, siempre amará el mar, pero con mucho pudor. El mar le moja los pies y le llena el pecho de felicidad de saberlo tan cerca.

Ella viviría ahí para siempre si aquel lugar no tuviese el peor de los defectos, ahí vivía la nostalgia, pero ella resistió. La encaro de frente, respeto su fuerza y se quedo. Tenia tantas cosas importantes para hacer en aquel lugar tan maravilloso.


Vivió todo lo que quería y aun así siguió deslumbrada. Un día sintió dentro de ella que surgían nuevos deseos, el principal de ellos era pertenecer. De igual forma ella misma descubrió que pertenecía a un universo paralelo, en ese universo existían lenguajes, códigos, historias y afectos particulares, ya no fue mas aquella extraña, la inundo un sentimiento de pertenecía, ella era parte de el y viceversa.

Definitivamente sin ella ese universo sería totalmente otro.

1 comentario:

S Boleyn Ayres dijo...

Ella era parte de él y viceversa... Espero que la sensación de pertenecer a ese lugar nunca la abandonara =)

Nunca me ha pasado, pero algún día será